logo (2)

Por esto, se debe flexibilizar el lugar de trabajo a los empleados

El 75% de los encuestados advirtieron que el trabajo flexible se ha constituido como una nueva regla en las condiciones laborales y, según IGW, es claro que las empresas que no adapten sus políticas a esta nueva tendencia, corren el riesgo de dejar escapar los mejores talentos.

No obstante, parece que un gran número de empresas va en esta misma dirección, ya que en los últimos diez años el 85% de las firmas han introducido políticas de trabajo flexible, o tienen en mente hacerlo.

La adopción de estas medidas no se da de la noche a la mañana, y es difícil sobre todo para aquellas empresas que tienen una cultura organizacional rígida, basada en largas jornadas de trabajo.

En este sentido, el 41% de los encuestados manifestó que muchas de estas empresas le tienen temor a este tipo de cambios, porque consideran que dicha flexibilidad afecta la cultura organizacional de la empresa.

En este sentido, Mark Dixon, CEO y fundador de IWG, manifestó que “lo que estamos viendo ahora es que muchos consideran que el trabajo flexible es la nueva norma para cualquier negocio que se tome en serio su productividad, la agilidad y ganar la guerra por los mejores talentos”.

Además, el estudio mostró que es fundamental que las compañías se den cuenta de los “beneficios financieros y estratégicos” que trae el trabajo flexible, y que además es necesario dar el salto lo más rápido posible, ya que desconectarse de las demandas de la fuerza laboral actual, significaría perder la oportunidad de reclutar el mejor talento. El talento hoy es un insumo fundamental para las compañías, y de hecho, el 77% de las empresas consultadas en la investigación, manifestaron que ya están haciendo cambios para retener los talentos mediante la flexibilización laboral.

Pero ¿cómo afecta positivamente la flexibilización a los entornos laborales? Para la fuerza laboral, es muy importante poder tener un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida, y es evidente que la flexibilidad laboral mejora este equilibrio hasta en un 78%, y además se construye un entorno laboral más inclusivo, sobre todo para aquellos trabajadores de mayor edad, o que padecen problemas relacionados con el estrés y la salud mental.

La productividad es otro de los factores ganadores con la flexibilización, pues el 95% de las empresas que cambiaron sus viejas políticas, confirmaron que la productividad aumentó considerablemente.

Desde la perspectiva de los trabajadores, los beneficios también son representativos, teniendo en cuenta que más del 40 % de los encuestados reporta al menos un 21 % de mejora en la productividad como resultado del trabajo flexible. Un dato relevante, al considerar que la desaceleración mundial de la productividad, es una de las características más recurrentes en la realidad de la economía mundial.

Los resultados también dejan ver que para el 40% de los trabajadores, el desplazamiento de su casa a su trabajo y viceversa es la peor parte del día, y más del 50% cree que para el 2030 estos ya serán obsoletos.

Finalmente, el estudio llega a la conclusión de que el modelo de trabajo flexible, le da la posibilidad a los trabajadores de aumentar su productividad, mejorar su calidad de vida y de desarrollar la capacidad de adaptarse a circunstancias cambiantes.

Artículo publicado originalmente por Dinero (haga clic para visitar).

Publicado el 14/06/2019Categorizado en Desarrollo Humano y Organizacional

Si tiene dudas o preguntas sobre nuestros procesos de selección, puede contactarnos en pdhumano@adylog.com