logo (2)

Índice de Gestión de compras manufacturero de Colombia siguió mejorando en septiembre

“El crecimiento sostenido de la producción se vio acompañado por una ralentización de la contracción de los nuevos pedidos, una amplia estabilización del empleo y una recuperación del optimismo”, explicó Davivienda.

Con este desempeño, que es la cuarta mejora consecutiva, la industria colombiana culmina un “sólido” desempeño trimestral.

Y es que en el tercer trimestre de 2020, la cifra promedio del PMI fue de 51,9 puntos, una notable mejoría en comparación con los 39,8 del trimestre anterior, cuando la economía se vio gravemente impactada por la covid-19.

Los datos de septiembre indicaron un incremento de la producción industrial. En este contexto, las empresas que aumentaron su producción vincularon el crecimiento con la flexibilización de las restricciones de la cuarentena. A pesar de ello, la tasa de crecimiento se moderó hasta el nivel más débil en cuatro meses.

Mientras que varias empresas encuestadas sugirieron que la pandemia limitó la demanda, algunas compañías lograron proteger sus ventas gracias a la reapertura de determinados sectores.

Además, según lo arrojado, el empleo del sector industrial se estabilizó de forma general en septiembre. Pues, aunque varias empresas redujeron el número de sus trabajadores como consecuencia del impacto de la enfermedad de coronavirus, otras contrataron personal adicional ante el incremento de los requisitos de producción.

Sin embargo, no todo es positivo pues en septiembre el volumen de compras realizadas por los industriales cayó en septiembre, lo que puso punto final a una secuencia de expansión de tres meses.

Esta caída se presentó debido a que muchos empresarios decidieron usar existencias ante la débil demanda producto de la pandemia de la covid-19.

Como consecuencia de lo anterior, los inventarios de materias primas volvieron a descender al final del tercer trimestre de 2020.

Por el contrario, los costos de los insumos volvieron a subir debido al endurecimiento de los protocolos de higiene como consecuencia de la pandemia, la fortaleza del dólar y la escasez de materias primas.

Así pues, la tasa de inflación se aceleró en comparación con la cifra de agosto y superó el promedio de la encuesta a largo plazo. Ante este panorama, algunas empresas trasladaron a sus clientes parte del incremento de los costos aumentando los precios de producción.

A pesar de ello, la tasa de inflación de los precios en general fue la más lenta en cuatro meses.

“Los industriales colombianos se mostraron confiados en el incremento de la producción en los próximos 12 meses y el nivel de optimismo general alcanzó el punto más alto desde febrero”, concluyó Davivienda.

Artículo publicado originalmente por Revista Dinero (haga clic para visitar).

Publicado el 01/10/2020

Si tiene dudas o preguntas sobre nuestros procesos de selección, puede contactarnos en pdhumano@adylog.com