logo (2)

El tránsito hacia la organización dual

El conflicto inter generacional obedece en parte a esta realidad. Generaciones aferradas a su modo de hacer las cosas que defienden bajo un telon de valores, enfrentados a nuevas generaciones que conciben el mundo de manera radicalmente diferente. Tensión permanente entre el pasado y el presente, el bien y el mal, que llevan a absurdos que muchas veces se paga con sangre y que en el mundo corporativo se pagan con el despido o con la quiebra.

Esta dinámica es la que estamos viviendo hoy frente a los modelos de estructura organizacional. Una  estructura jerárquica heredada de los antiguos ejércitos y de la organización eclesiastica medieval, que premia poder, control y obediencia y mantiene lineas formales de comunicación; y una organización nueva, plana, difusa en sus roles, manejada por proyectos y con esquemas de flexibilidad. La primera analítica y lenta, construyó los emporios empresariales  aún vigentes. La segunda, ágil e intuitiva ha logrado de la mano de la tecnología construir los nuevos modelos de negocio que están desplazando a sus mayores a velocidades inusitadas.

Y es que si hay un realidad inobjetable, es que de todos, el de la velocidad, es el atributo que está moviendo el mundo. La reina roja le decía a Alicia en el libro de Carroll: “Lo que es aquí, como ves, hace falta correr todo cuanto uno pueda para permanecer en el mismo sitio. Si se quiere llegar a otra parte hay que correr por lo menos dos veces más rápido”. La agilidad ha venido moldeando esta nueva estructura organizacional y con ella moldeando los valores que conforman las culturas ganadoras.

Artículo publicado originalmente por Dinero (haga clic para visitar).

Publicado el 23/10/2016Categorizado en Desarrollo Humano y Organizacional

Si tiene dudas o preguntas sobre nuestros procesos de selección, puede contactarnos en pdhumano@adylog.com